Aunque no hay una norma que obligue a realizar la certificación de ascensores , escaleras mecánicas y puertas eléctricas en toda Colombia, conozca por qué realizarla le evitaría unos cuantos dolores de cabeza.

Solicita tu cotización del servicio de inspección y certificación de ascensor

Sin duda alguna, como mínimo una vez al mes, los principales medios de comunicación del país nos presentan casos en los que personas del común terminan heridas o en el peor de los casos, muertas, al usar algún sistema de transporte vertical. Y es que los deterioros técnicos de ascensores, puertas eléctricas, escaleras y rampas mecánicas son las principales razones por las que usuarios de centros comerciales, conjuntos residenciales, entre otros, resultan afectados.

En Colombia, a pesar de que este tipo de casos se han vuelto muy comunes, no hay una reglamentación que proteja a los usuarios de catástrofes como estas y que exija que los responsables de estos equipos realicen la certificación.

Bogotá comprometido con la seguridad: Certificación de ascensor

Desde el año 2011, Bogotá tomó la iniciativa en el país, de implementar un acuerdo en el cual se estableciera como obligatoria la revisión anual de todos los sistemas de transporte vertical en edificaciones y puertas eléctricas en toda la capital.

Con este decreto, se busca prevenir este tipo de accidentes, obligando a los administradores de los edificios a tener estos sistemas de transporte en buen estado y a realizarles su respectivo mantenimiento de una manera más constante.

La resolución además dicta la obligatoriedad de realizar una revisión anual de todos los sistemas de transporte vertical instalados en áreas accesibles al público y cuya principal función sea dar acceso a personas, mercancías y vehículos acompañados de personas en locales industriales, comerciales y viviendas.

A su vez está dispuesto que esta revisión anual solo la pueden hacer organismos calificados y acreditados por el Organismo Nacional de Acreditación de Colombia- ONAC, como lo es OITEC. Estos son los únicos autorizados de certificar la óptima operación de los sistemas en conformidad a las normas técnicas colombianas.

De esta manera, durante los último cinco años, la certificación de ascensores y demás equipos de transporte vertical, se ha convertido en un gran aliado de la seguridad de los equipos, los usuarios y de la tranquilidad de los administradores de edificios en la ciudad de Bogotá. Sin embargo, no podemos hacernos los de la vista gorda y ver esta certificación como un simple requerimiento.

Los beneficios de la revisión

Para el Organismo de Inspecciones Técnicas de Colombia, OITEC, es preocupante darse cuenta cómo el resto de dirigentes de ciudades del país no han tomado cartas en el asunto y permiten que sus ciudadanos utilicen estos equipos en condiciones de funcionamiento dudoso.

Por esta razón, en muchas ocasiones, OITEC recibe solicitudes de servicios de usuarios de otras ciudades, donde la inspección no es obligatoria, y la perciben como un mecanismo para no jugar con la seguridad de quienes usan sus equipos, y de los equipos mismos. Este tipo de clientes, terminan contratando la revisión de manera preventiva y demuestran su compromiso con la seguridad de quienes hacen uso de sus escaleras eléctricas, ascensores y puertas automáticas.

Es así, que queremos recalcar que, la también llamada revisión general anual de los sistemas de transporte vertical es una manera de garantizar y asegurar la confiabilidad de los equipos, para los usuarios. Además, previene la ocurrencia de accidentes e incidentes por el uso del sistema de transporte.

Por otro lado, los beneficios económicos que trae es que, en primer lugar sirve para prevenir daños y paradas forzosas de los equipos. Además, detecta cuándo el equipo se encuentra en estándar por fuera de operación. También, reduce costos en reparaciones por deterioro prematuro y prolonga la vida útil de los equipos, ya que esta es una inspección independiente.

Finalmente, y no menos importante, al contar con esta certificación, en caso de algún tipo de accidente, esta será un comprobante de que sus equipos se encuentran en buen estado para operar.

¿Y para cuándo una ley nacional?

El 25 de agosto de 2011 se presentó el proyecto de Ley 98, el cual busca adoptar normas y requisitos básicos para el funcionamiento y certificación de ascensores y demás tipos de sistemas de transporte vertical y puertas automáticas en el país.

El proyecto presenta la necesidad de implementar acciones con las cuales se logre evitar accidentes con los sistemas verticales y horizontales de transporte de personas. Además, incentivar el uso responsable de los mismos por parte de los usuarios. Para lograr estos puntos se buscaría emplear medidas de tipo preventivo, señalización, vigilancia y control.

La última ponencia que se realizó para buscar la aprobación del proyecto fue hecha por el Senador Jorge Hernando Pedraza, el pasado 12 de mayo de 2012. Hasta entonces el proyecto se ha mantenido congelado.

Solicita tu cotización del servicio de inspección y certificación de ascensor

Es un secreto a voces la necesidad de que se decrete prontamente la revisión a un alcance nacional, puesto que esto representaría un mecanismo proteger la integridad física de todo aquel que utilice un ascensor o una escalera eléctrica.

Cabe recalcar, que en ningún caso, la revisión general anual remplaza el mantenimiento preventivo que debe realizar a todos estos sistemas, el cual debe contar con la periodicidad establecida por las empresas fabricantes o instaladoras.

Conoce sobre el servicio de certificación de ascensor y demás sistemas de transporte vertical de OITEC (Servicios a nivel nacional).


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.