Comité de Convivencia: ¿Qué es, cuáles son sus funciones y en qué casos debe actuar?

fecha

Los conflictos entre copropietarios y residentes de los edificios y conjuntos residenciales son más que recurrentes, esto se dan principalmente por el desconocimiento del manual de convivencia de la propiedad horizontal y el Código de Policía. Las principales diferencias que pueden desencadenar estos conflictos son la intolerancia, el exceso de ruido, la perturbación de la tranquilidad, las mascotas o el mal uso de las zonas comunes.

Ante estas situaciones frecuentes en la Ley 675 de 2001 se establece como solución, la creación de un comité de convivencia, el cual será la primera instancia para resolver estos conflictos que se presentan entre vecinos a través de diferentes fórmulas y posibilidades de arreglo entre las partes. Sin embargo, esta solución se presenta como una alternativa más no como una obligación para las propiedades horizontales.

El comité de convivencia se escoge en la primera asamblea del año por los copropietarios de la propiedad horizontal, debe estar conformado por mínimo3 personas, pueden ser más, pero el número de integrantes siempre debe ser impar. La elección del comité tiene vigencia de 1 año y pueden ser elegidos propietarios o residentes que se encuentren como arrendatarios de la propiedad. Además, es importante resaltar que esta es una labor Ad-honorem, es decir que ninguno de los integrantes recibirá una remuneración económica por ser parte del mismo.

También, en el articulo 58 de la Ley 675 de 2001 se estipula que “las consideraciones de este comité se asignarán en un acta suscrita por las partes y los miembros del comité” Es decir, que siempre que debe quedar documentado en un acta las acciones que tome, las labores realizadas y la situación que desencadenó en el problema entre los vecinos.

Este comité entrará en acción mediante el llamado del administrador de la Propiedad Horizontal, el cual se encargará de citar a las partes que se encuentran en conflicto y al comité de convivencia el cual se encargará de presentar las posibles soluciones al problema. Al finalizar la reunión se debe dejar un acta la cual debe tener la fecha en que se realizó la conciliación, el nombre de quienes intervinieron, es decir, comité e involucrados en el conflicto, el conflicto que los llevó a citar al comité, la solución o soluciones que se plantearon, si estas fueron aceptadas o no y los compromisos que adquiere cada una de las partes. Esta acta debe quedar firmada por todos los que hicieron parte de la reunión.

Cabe resaltar, que en caso de que alguna de las partes incumpla con los compromisos que adquirió será sancionado por el Consejo de Administración. Esta sanción dependerá de lo que esté estipulado en el reglamento de la Propiedad Horizontal.

El comité de convivencia no puede actuar en todos los casos, ya que por ejemplo si un propietario se encuentra en mora es responsabilidad del administrador de la Propiedad Horizontal realizar las respectivas acciones de cobro.

Es vital que los propietarios y residentes le den la importancia que tiene a este comité, ya que de esta manera se garantiza la tranquilidad y una sana convivencia entre los inquilinos de la Propiedad Horizontal.

¿Quieres escribir para nuestro blog?

Lo + visitado