fbpx
Un dolor de cabeza: conflictos por tenencia de animales en PH

fecha

Tener animales o mascotas en la propiedad horizontal es un tema vital para residentes, copropietarios y administradores en la PH. Las normas, leyes y obligaciones en este campo deben ser acatadas al pie de la letra, el desconocimiento o desinformación sobre este tema es lo que genera la mayoría de problemas y conflictos dentro de las copropiedades.

Ante la imposibilidad de solucionar problemas y conflictos por la tenencia de animales en la PH, el administrador de la misma se ve en la obligación de que las autoridades y organismos pertinentes entren a dar solución a este tema. La Ley es clara para el manejo de estas situaciones, sin embargo, es importante dar a entender que los residentes en este tipo de ocasiones no obran de acuerdo a las normativas.

Primeramente, hay que dejar claro que hay dos posibilidades para la tenencia de animales y mascotas en las administraciones de propiedad horizontal. La primera es la que prohíbe por normativa en el reglamento todos los animales así sean de compañía. Por otro lado, están las copropiedades que se rigen al pie de la letra de acuerdo a la Ley y permiten la tenencia de estos seres vivos.

Para las copropiedades que permiten la tenencia de animales y mascotas, en ocasiones es un dolor de cabeza esta situación, debido a que siempre se van presentan temas de ruido, daños al bien privado o común, malos olores, excrementos sin recoger y en el peor de los casos, incidentes violentos ocasionados por los animales.

De acuerdo al Instituto de Protección y Bienestar Animal (IDPYBA), los conflictos que más se evidencian por la tenencia de animales en la propiedad horizontal son los siguientes:

  • Recolección de excrementos
  • Ladridos de perros o maullidos de gatos a altas horas de la noche
  • Maltrato o tenencia irresponsable de las mascotas
  • Inconformismo por el no uso de zonas comunes para libre tránsito de mascotas

Ante la presencia de este tipo de conflictos, el conducto regular para la solución de los mismos es acudir a los órganos pertinentes de la propiedad horizontal. Si el problema persiste, es necesario acudir al Centro de Atención Jurídica del IDPYBA.

Por otro lado, es importante recordar que la Ley 675 de 2001 es la vía más efectiva para abordar temas de esta índole. Así mismo, los procedimientos de diálogo entre las personas afectadas y los dueños de los animales es clave para evitar procesos más largos y tediosos que generen aún más conflictos en el futuro.

De igual forma, la Ley en este sentido es clara para los dueños de los animales. Dichas obligaciones y responsabilidades están expuestas en la Ley 746 de 2002, la cual indica los parámetros de convivencia, los cuales están regulados debidamente por el Código Nacional de Policía.

Finalmente, cabe resaltar que en Bogotá hay entidades que brindan soporte a las personas que quieran hacer peticiones, denuncias, consultas, entre otras. Adicional a esto, la invitación es a ser completamente correcto en el manejo de sus mascotas para que la convivencia dentro de la PH sea la mejor posible.

¿Quieres escribir para nuestro blog?

Lo + visitado