¿Sanciona la ley a quienes no certifiquen sus ascensores en Colombia?

Published by admin on

Por Mateo Cepeda, Jefe de Comunicaciones de OITEC

A pesar de que la certificación de ascensores actualmente solo es obligatoria en Bogotá, Cali, Cartagena, Ibagué y Rionegro, la inspección preventiva con base a las Normas Técnicas Colombianas 5926-1, 5926-2 y 5926-3 puede ser un As bajo la manga para los Administradores de Propiedad Horizontal en todo el país.

Ya son casi más de 9 años desde que se empezó a hablar de la inspección y certificación técnica de ascensores, escaleras mecánicas y puertas eléctricas por primera vez en Colombia. Aunque no en las dimensiones requeridas, cada vez más personas son conscientes de que la certificación, permite tanto al administrador o administradora de Propiedad Horizontal y a la comunidad en general, contar con la tranquilidad y la certeza de que los equipos se ajustan a las normas técnicas mínimas para funcionar de manera segura.

Sin embargo, comprobar el funcionamiento seguro del equipo no es el único beneficio que trae la certificación. De acuerdo con el abogado experto en Propiedad Horizontal, Jorge Orlando León Forero, para las ciudades donde la certificación no es obligatoria, los administradores deben tener en cuenta que esta “es una medida de protección de seguridad y de minimizar los riesgos de los propietarios, porque de lo contrario quedaría la responsabilidad legal de la copropiedad y de su Representante Legal”.

Respecto a lo anterior, es fundamental tener claro que el Artículo 50 de la ley 675 de 2001, señala que “los administradores responderán por los perjuicios que, por dolo, culpa leve o grave, ocasionen a la persona jurídica, a los propietarios o a terceros”.

“Un accidente de ascensor en una copropiedad en donde hayan heridos y/o muertos y no cuente con estos equipos certificados, obviamente hace que se invierta la carga de la prueba y sería un indicio muy grave y más que un indicio, sería casi que una presunción de culpa.  Sencillamente dentro del proceso que pueda llegarse a iniciar para reclamar eventuales perjuicios económicos, civiles o penales, una forma de justificar que no existe responsabilidad por parte del administrador o de la copropiedad es acreditar que los ascensores se encontraban certificados” asegura el abogado Jorge León.

Por otro lado, el abogado Juan Camilo Sánchez, de la firma Sánchez y Gacha Asociados, asegura que con la certificación de los ascensores se puede evitar un proceso judicial complejo y una indemnización en virtud del perjuicio.  “La certificación es el primer elemento al tener en cuenta, cuando exista un siniestro. No quiere decir que con la certificación no haya accidentes, sin embargo, si existe la certificación cuando ocurre un accidente, esta es la carta de presentación del administrador para demostrar que cumplió un requisito, que es certificarlo”.

Recuerde que, de acuerdo con la Norma Técnica Colombiana la certificación cuenta con una vigencia de 12 meses. Entre tanto, en las ciudades en donde es obligatoria, las edificaciones que no cuenten con la certificación de sus equipos vigentes se exponen a ser sancionados por la Administración Municipal con una multa que puede llegar a alcanzar los 50 salarios mínimos diarios legales vigentes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.